martes, 24 de mayo de 2011

DO RE MI FA SOL LA SI DO

Cuando no puedo ver las películas en versión original, bien porque no dispongo de dicha versión o porque el resto del público con quien veo las pelis no me deja ponerla, suelo negociar la posibilidad de poner los subtítulos en inglés o en alemán y, a veces, cuela.

Gracias a este método aprendo mucho: gano rapidez de lectura; comparo mentalmente la traducción con el original; me fijo en los recursos empleados por el traductor/a a la hora de solucionar cuestiones propiamente culturales; y valoro el enorme trabajo y esfuerzo que hacen los traductores de subtítulos para hacer que todo su ingenio quepa en un máximo de dos líneas por pantalla… y todo ello mientras los demás disfrutan tranquilamente de la peli ;-).

Cuando estuve estudiando en Dinamarca como estudiante de intercambio (vamos, de Erasmus), comprobé que muy pocas pelis o series se doblaban. Como también ocurre en otros países, en Dinamarca los programas y películas extranjeros se emiten en versión original con subtítulos en su propia lengua (me parece recordar que los subtítulos también se emitían en otras lenguas escandinavas). Eso contribuye en gran medida a que los daneses y la población escandinava en general tengan una mayor facilidad a la hora de aprender idiomas extranjeros. Por el contrario, en España, la tradición y la norma general es la de traducir y doblar las películas y series extranjeras. Gracias a esto contamos con muchos de los mejores traductores audiovisuales dentro del panorama internacional, los cuales, en mi opinión, se merecen toda nuestra admiración y respeto.

La razón de que hoy os hable de esto es porque el otro día, viendo una peli subtitulada, me llamó la atención ver que cuando en español hablaban de los términos musicales “DO RE MI FA SOL LA SI DO” en los subtítulos ingleses ponía: “C D E F G A B C”. Al día siguiente acudí a Internet a documentarme, ya que, de algún modo, estos términos musicales han debido de estar “jugando al escondite” conmigo durante todos los años que llevo estudiando idiomas, teniendo en cuenta que nunca me había topado con ellos, quizá porque desafortunadamente mis aptitudes musicales son, como podéis comprobar, todavía un mundo por explorar. 

Es muy difícil o casi imposible dominar absolutamente una lengua extranjera (o propia) en todas y cada una de sus variedades y especialidades. No obstante, nuestra lucha diaria, como traductores e intérpretes, es la de ser curiosos hasta la saciedad, absorber conocimientos y mejorar nuestras destrezas lingüísticas. Dependiendo del uso que hagamos de las lenguas extranjeras habrá términos que “se crucen en nuestro camino” antes o después y habrá otros que “luchen” por “apartarse de nuestras vidas”, esperando a aparecer en el momento que menos nos lo esperamos, es decir, el de la interpretación. Lo bonito es que todos los términos están ahí fuera esperando a que salgamos a “buscarlos” y a “sacarlos de su escondite”. Y… si "vivís de y por las palabras" como yo y algún día pensáis, por ejemplo: “¿cómo se decía esta palabra en inglés?”  corred a buscarla  porque si se os olvida hacerlo, tened por seguro que os saldrá en vuestra próxima interpretación.

Aquí os dejo un enlace de wikipedia de lo más interesante en el que encontraréis una tabla con las distintas denominaciones, según los diferentes países, de los términos musicales aquí mencionados, entre otras curiosidades.


Hay mil formas de “mantener vivo y alimentar” un idioma, una puede ser viendo pelis en versión original, otra puede ser hablando con nativos, y la última que he descubierto yo, es escribiendo este blog, en el que intento compartir con vosotros términos y expresiones que no se usan habitualmente pero que podrían surgir en cualquier interpretación, ya que cuando un intérprete va, por ejemplo, a interpretar unas jornadas médicas, no sólo deberá esperar que se hable de términos médicos, ya que a todo buen orador le gusta “decorar” sus intervenciones con temas cotidianos y cercanos que capten la atención del oyente y que hagan que su público se interese por su discurso.
Espero que os haya gustado esta pequeña aportación. Seguro que muchos de vosotros, con conocimientos de solfeo y música, ya conocíais las denominaciones en otros idiomas del título de este post. Para el resto, en el que me incluyo yo misma, "no te acostarás sin saber una cosa más".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada